Enter page title here

gallery/portada nota 7
gallery/conciencia 7

Las BIO Aislaciones

El siglo XXI será recordado claramente por traer los mayores cambios en cuanto a las características tecnológicas, de procedencia y calidad, de los materiales aislantes industrializados.

La historia es larga pero sencilla. La revolución industrial produjo un cambio en la vida del planeta.

La necesidad de mantener toda esa estructura funcionando trajo aparejadas cada vez mas grandes necesidades energéticas, de productos y alimentos que se vieron a su vez multiplicadas por el exponencial crecimiento de la población mundial. Todas estas variantes se fueron potenciando con el correr de los años dando como resultado este profundo cambio climático denominado Antrópico (causado por el hombre) y llevándonos a una segura colisión donde la Tierra no tendrá los recursos para abastecer la demanda. Esto llevo a replantearse, entre otros puntos, la forma de cómo se obtiene, se usa y retiene la energía.

 

Replanteo que abre las puertas entre otras soluciones a la incorporación de numerosas alternativas de aislamiento térmico en el hábitat en

todas sus concepciones con un perfil muchísimo más sustentables.

 

Durante muchos años las únicas alternativas posibles de encontrar en el mercado a un material aislante eran aquellos producidos sobre la base de enormes procesos industriales con altísima carga energética siempre con derivados de petróleo en altas dosis entre sus componentes, incluso algunos de ellos muy tóxicos hasta el cancerígeno formaldehido; y con una importante entrega a la atmosfera de CO2 producto de los desechos energéticos de cómo se elaboran. Esta es la base de producción de los Aislantes Artificiales más comunes y conocidos (fibras de vidrio y roca, asbestos, poliuretanos y sus derivados, polipropileno, polietileno) durantetodo el siglo pasado y lo que va de este

 

Para principios de los 70 comenzó fuertemente la búsqueda de alternativas menos dañinas, más naturales, y más eficientes ante los primeros signos de alarma energética aquella recordada “Crisis del Petróleo” que fue el primer alerta mundial anunciando que los recursos que hasta ese momento consumíamos no serian eternos.

Es así que comienzan a aparecer alternativas industriales validas y con apoyo estatal de varios países, especialmente donde los sistemas constructivos industrializados eran más usados.

Este crecimiento dio pie a profundizar la búsqueda ya con una clara direccionalidad ecológica y sustentable con el compromiso de tener la menor dependencia de petróleo en todo su proceso.

Esta rotura de paradigma fue posible en países con reglas claras tanto en sus códigos edilicios y normativas técnicas, con claros costos de producción y niveles de emisión de CO2, los que vieron que producir elementos aislantes de origen natural, certificables, con los mismos o mejores valores de resistencia térmica y con materia prima casi inacabables era más que una solución constructiva. Comprendieron, que la alternativa de entregar grandes dosis de energía para que después me la devuelvan en ahorro energético ya había dejado de ser la única alternativa posible.

Su trasfondo intelectual se encuentra en dos libros. Uno es “

De la cuna a la cuna. Rediseñando la forma en que hacemos las cosas”

(en inglés: Cradle to Cradle: Remaking the Way We Make Things) del 2002 escrito por el químico Michael Braungart y el arquitecto William McDonough

en el que se propone una nueva forma de interpretar el ecologismo, lo que ellos llaman “la Próxima Revolución Industrial.”

 

Tradicionalmente la consigna ha sido Reducir, Reutilizar, Reciclar.

Los autores proponen mediante este libro un cambio de enfoque superador. Reducir el impacto sobre el medioambiente provocaría una ralentización

del mismo, pero más rápido o más despacio estaríamos llegando a un mismo final. Frente a este panorama proponen que se atajen los problemas desde su misma raíz, es decir, que en vez de reducir los consumos de energía, nos centremos en que desde el propio diseño y concepción de cualquier producto, estrategia o política se tengan en cuenta todas las fases de los mismos (extracción, procesamiento, utilización,

reutilización, reciclaje...) de manera que se logren nuevos productos lo más natural posible y que los gastos de energía sean mínimos, incluso que el balance de gastos y aportes sea positivo.

El ejemplo más acabado sería pensar el cierre completo de los ciclos de materiales como si fueran igual a los ecosistemas del planeta donde la basura no existe.La idea es que nuestras sociedades pueden hacer lo mismo diseñando todos los productos de modo que los materiales se reciclen en el mismo uso, o bien se reciclen "hacia arriba", es decir que el siguiente uso tenga más valor que el actual.

Este es el tremendo cambio conceptual que está derivando en enormes ganancias en todos los aspectos: sociales, energéticas y ambientales.

 

El otro es “La Economía Azul” - The Blue Economy: (10 años - 100 innovaciones - 100 millones de empleos) de Gunter Pauli.

El libro afronta un problema de proporciones muy importantes, nada menos que la reforma de la manera en que pensamos sobre el medio

ambiente, la agricultura, la manufactura y los residuos con el fin de cuadrar el círculo del desarrollo sostenible para el planeta en el que nos encontramos.

 

En realidad, es rediseñar todo nuestro modo de vivir y de producir la copia de la naturaleza, que nunca ha tenido necesidad de utilizar combustibles fósiles para producir y disponer de todo lo necesario, como lo estamos

 

haciendo en cambio, empobreciendo el planeta a expensas de futuras generaciones. Gunter Pauli se inspira directamente en el extraordinario desafío de nuevos e innovadores modelos de producción que van más al

lá de los conceptos de ecoeficiencia y del "Análisis del Ciclo de la Vida"

 

En resumen. ¿Cuál es el cambio? Es el reciclado y reusó de elementos, materiales o materia prima, en su mayoría naturales, que ya han terminado su vida útil primaria, para la elaboración de nuevos elementos,

estandarizados, que tengan como nueva función la de ser un aislante térmico y acústico indispensable para la eficiencia energética del hecho constructivo y que perfectamente puedan reemplazar las antiguas alternativas. Estamos frente entonces a uno de los mejores ejemplos de la Economía Circular.

 

Aun así el cambio no va a ser sencillo.

Las grandes productoras de las viejas alternativas son multinacionales con sede e industrias en casi todos los países, con provisiones de materia

prima aceitadas, cadenas de distribución consolidadas y con enormes fondos para seguir sosteniendo sus líneas de viejos productos y apelando a un truco de mercadotecnia llamado “Lavado Ecológico de Cerebro”

que bien lo explica Daniel Coleman en su libro “Inteligencia Eco

Lógica”.

 

Allí, las empresas presentan 1 o 2 características positivas de sus productos y llenan sus folletos y páginas web con enormes fotos de paisajes naturales con el fin de hacer que todo producto parezca bueno o

“Verde” (el conocido Green Washed) y hacer que aparezcan socialmente responsables y sustentables.

 

“Vivimos en una sociedad de doble moral en la que, si una empresa disminuye la contaminación del medio ambiente, la premian... Robar menos es robar, ¡contaminar menos es contaminar!” Grita Pauli en sus

conferencias. Y ya es muy escuchado.

 

Del otro lado, casi siempre son empresas pyme y/o familiares de pequeña escala, donde su distribuciónes regional y están situadas no muy lejos de los lugares donde se encuentran sus materias primas. Casi una moderna lucha entre David y Golliat.

 

Lo cierto es que aquel signo de metafórico heroísmo, es hoy justamente la forma que en el mundo se está dando una de las mayores batallas sustentables en muchos mercados mundiales. La honda de madera (la

naturaleza) está tratando de derrotar al inmenso contrincante armado (la industria) en una lucha tal vez desigual pero llena de recursos más nobles y que los estados, ONG y grupos de concientización están apoyando con mucha fuerza.

 

Algunas de las alternativas más nobles que podemos mostrar ya con altísimo grado de producción seriada son estos siguientes elementos que a base de materia prima natural, hoy son perfectos reemplazando a las viejas alternativas:

FIBRA DE MADERA

 

Los paneles de fibras de madera suelen utilizar los residuos del procesamiento de la madera o pequeñas ramas, por lo

que serían compatibles con un aprovechamiento respetuoso del bosque. Se fabrican en las mismas dimensiones que los paneles habituales y se

encuentran en.

 

• Densidad: 30-60 kg/m³ (soplado), 130-250 kg/m³ (en panel)

• Coeficiente de conductividad térmica: 0,04-0,06 W/(m·K)

• μ - 5 a 10 MN·s/g·m

• c (calor específico) aproximadamente 1600-2100 J/(kg·K)

gallery/fibra de madera

FIBRA DE CAÑAMO

El cáñamo se considera la fibra textil de origen vegetal más larga, suave y

resistente. Su fibra es más aislante, fresca, absorbente y duradera.

Anteriormente era la fibra más utilizada y considerada el rasero o estándar

para medir la calidad de las otras fibras. Una hectárea de cáñamo puede

producir el doble de fibra que una de algodón y requiere menos productos

químicos durante su procesado.

 

• Densidad: 150 kg/m³ (raspaduras), 20-40 kg/m³ (en manta)

• Coeficiente de conductividad térmica: 0,04-0,08 W/ (m·K)

• μ - 1 a 2 MN·s/g·m

• c (calor específico) aproximadamente 1500 J/(kg·K)

gallery/fibra de cañamo

FIBRA DE MADERA CON MAGNESITA

Este panel a base de virutas de madera de diámetro 1,5 mm aglomeradas con

cemento blanco o con minerales tipo Magnesita cumplen varias funciones.

Desde paneles internos para cavidades hasta grandes placas que reemplazan placas de OSB en cubiertas donde las cargas de tracción no se

an altas. Últimamente se incorporó como material de revestimiento acústico.

 

• Densidad: 100 kg/m³

• Coeficiente de conductividad térmica: 0,078 W/(m·K)

• μ – 32 MN·s/g·m

• c (calor específico) aproximadamente 1200 J/(kg·K)

gallery/madera con magnesita

PANEL DE CORCHO

Es el material empleado más antiguamente para aislar. Procede de la corteza del alcornoque. Normalmente se usa en forma de aglo

merados, formando paneles.

Habitualmente, estos paneles se fabrican a partir de corcho triturado y hervido a altas temperaturas. En general, no es necesario añadir ningún aglomerante para compactar los paneles.

Su contenido en agua es inferior al 8 %, y está compuesto en un 45 % por suberina.

Estas dos condiciones hacen que sea un producto imputrescible, al que no hay que tratar para protegerlo de hongos o microorganismos,

al contrario que la madera.

Otra ventaja es la elevada inercia térmica que presenta. Esta característica lo convierte en un material idóneo para sistemas de aislamiento térmico por el exterior.

 

El 53 % de la producción mundial de corcho procede

de Portugal, y el 32 % de España.

• Densidad: 110 kg/m³

• Coeficiente de conductividad térmica: 0,039 W/(m·K)

• μ (resistividad al paso de vapor de agua) 92 MN·s/g·m

• c (calor específico) de 1600 a 1800 J/(kg·K)

gallery/panel de corcho

ROLLO O PANEL DE LANA DE OVEJA

Es la versión natural y ecológica de los aislamientos lanosos.

A diferencia de la lana de roca o la lana de vidrio, la lana de

oveja no necesita de un horneado de altas temperaturas.

Es muy resistente y un potente regulador de humedad, hecho que

contribuye enormemente en el confort interior de los edificios.

 

• Densidad: 20-80 kg/m³.

• Coeficiente de conductividad térmica: 0,043 lana vidrio tipo I W/(m·K)

• μ resistividad al paso de vapor de agua) de 1 a 2 MN·s/g·m

• c (calor específico) aproximadamente 1000 J/(kg·K)

gallery/panel de corcho
gallery/lana de oveja

ROLLO O  PANEL DE  PET

Estos rollos o paneles tienen como materia prima el filamento de reciclado

de los productos cuya base es una resina plástica derivada del petróleo

que pertenece al grupo de los materiales sintéticos denominados Poliéster.

Es un termoplástico lineal el cual fue desarrollado inicialmente para hacer

fibras textiles y con el correr del tiempo a utilizar para la fabricación de

envases. Si bien es el único cuya base no es natural cumple con todos los

pasos planteados en De la Cuna a la Cuna.

 

• Densidad: 10 y 35 kg/m³.

• Coeficiente de conductividad térmica: 0,035 a 0,041 W/(m·K)

• μ resistividad al paso de vapor de agua) de 3 a 5 MN·s/g·m

• c (calor específico) aproximadamente 730 J/(kg·K)

gallery/pet

MANTO DE ALGODON

Son paneles de algodón virgen mezclado con un 85% de fibra de algodón reciclado de tejidos denim los que producen estas mantas aislantes.

Posee una mezcla con boro, un mineral natural que le

proporciona una capacidad ignifuga singular a su ya capacidad termo-acústica superior y no provoca irritaciones en la piel durante su colocación.

 

• Densidad: 25-40 kg/m³ (rollo), 20-60 kg/m³ (manta)

• Coeficiente de conductividad térmica: 0,04 W/(m·K)

• μ - 1 a 2 MN·s/g·m

• c (calor específico) aproximadamente 840 J/(kg·K)

gallery/manto de algodon

CELULOSA PROYECTADA

Se trata de papel de periódico reciclado molido, al que se le han

añadido unas sales de borax, para darle propiedades ignífugas, insecticidas y antifúngicas.

Se insufla en las cámaras o se proyecta en húmedo. Es un potente aislante estival e invernal, y tiene también inmejo rables propiedades de aislamiento acústico. Su mayor ventaja es que se comporta como la

madera, equilibrando puntas de temperaturas a la vez que tiene una

gran capacidad térmica de almacenamiento, se comporta de forma

anticíclica durante 12 horas, permitiendo mantener la temperatura interior estable y sin perdidas.

 

Pero la diferencia más importante de esta aislación es que a diferencia de todas las anteriores, es la primera en realizar un cambio tecnológico en su forma de colocación.

A diferencias de los habituales rollos y/o paneles estándar de 0,40/ 048/0,60 x 1,20 mm de ancho y largo y a los 5 a 10 cm de espesor, la ACP (Aislación de Celulosa Proyectada) tal como indica su nombre, es Proyectada como forma de colocación, mediante una maquina impulsora que a presión proyecta el 100% de la superficie a aislar, rellenando, sellando y homogeneizando la totalidad del tabique. Además es el único aislante que verifica la estanqueidad del mismo disminuyendo al mínimo toda perdida térmica.

 

• Densidad: 30-60 kg/m³ (o según otras fuentes, de 25 a 90 kg/m³)

• Coeficiente de conductividad térmica: 0,0365 W/(m·K)

• μ - 1 a 2 MN·s/g·m

• c (calor específico) aproximadamente 1900 J/(kg·K)

 

Sus volúmenes de producción hoyo ocupan más del 12% de la totalidad de aislantes del mercado. Y acontracara del volumen producido, sus precios se acercan cada día a sus competidores.

Es entonces no muy difícil de suponer que la balanza cambiara de peso en no más de 10 años

gallery/celulosa
gallery/celulosa 02

Por último el siglo XXI también nos da el mejor aporte tecnológico para verificar los comportamientos térmicos de nuestros ensambles constructivos. Hoy la termografía es la herramienta que profesionales y municipios utilizan para la verificación del diseño ejecutado y su eficacia en el ahorro energético.

El sistema de SteelFraming tiene enormes ventajas respecto a otros sistemas constructivos y seguramente será el que más crecerá ante los nuevos requerimientos y normativas.

gallery/termografia

 

Nos queda a nosotros, los Arquitectos, Ingenieros y Maestros Mayores de Obra, tomar estas nuevas alternativas para entregarles a nuestros clientes la mejor resolución constructiva, la más eficiente y sustentable posible, enmarcada dentro de nuestra responsabilidad profesional y recordando que ante cadadecisión uno puede también ayudar a salvar al planeta.

 

 

 

 

Arq. ARIEL SUEIRO.           

arisueiro@gmail.com